ATS ®  Belly dance: La metáfora de la vida 

Resulta muy poderoso e interesante irnos dando cuenta de cómo el aprendizaje del American Tribal Style (ATS®) se vuelve una especie de pensum para nuestra expansión personal, que nos permite empoderarnos saludablemente, a través de una serie de aspectos cuyos desarrollos se  van sucediendo naturalmente en una especie de efecto dominó.

En este sentido, ese primer paso (descrito en el artículo anterior Parte I) que representa el aumento de la autoestima y la seguridad personal gracias a la correcta ejecución de la postura para bailar ATS®, se convierte en la base para poder llevar a cabo un segundo y más complejo proceso en la psique y emocionalidad de la bailarina tribal: la consolidación de su individualidad dentro de la tribu a partir de la reafirmación del sentido de pertenencia a ella.

qh3a1082

Bailarina líder/ Fotografía @DarkProduction

El formato de improvisación grupal sincronizada que se usa en el ATS® hace  esto posible, ya que mediante la praxis rotativa del liderazgo y seguimiento, caras que constituyen una misma moneda, se logra activar la actuación lúdica de nuestro  inconsciente a través de la consciencia, y en el caso de la danza tribal, es una especie de viaje que la bailarina hace hacia ella misma, en el cual se busca y se encuentra en absoluta libertad de elegir los pasos que desea ejecutar cuando lidera, siguiendo su sentir del momento, con la plena certeza de no ser juzgada, sino comprendida, seguida y apoyada solidariamente por su tribu. Si prestas atención a tu práctica, te darás cuenta de que dependiendo de las emociones que experimentes tendrás la tendencia a utilizar ciertos pasos específicos, por lo que tu danza termina por convertirse en una actividad profundamente reveladora.

En esta medida, la bailarina tribal se vuelve un ser plenamente libre, capaz de atender sus propias necesidades y deseos pero siempre considerando los requerimientos y destrezas de las compañeras que le siguen. Así, se transforma en una líder altamente positiva, cuya libertad empática al momento de elegir se refuerza sabiendo que sus compañeras confiarán en sus decisiones, las cuales serán parte importante del gran fruto (la coreografía improvisada) que están creando entre todas.

Con la práctica continua, el formato de improvisación estructurada  se vuelve una experiencia liberadora, que reafirma el hábito de tomar decisiones despojadas del temor a equivocarnos, a ser criticadas y del vicio de anularse para complacer arbitrariamente a otros, aún a costa de nosotras mismas, en todos los ámbitos de la vida.

Sin mucho esfuerzo, comenzarás a notar que se te hace mucho más fácil seleccionar qué ponerte cada día, lo que quieres comer y en dónde, detectar lo que no te gusta y negarte a ello y hasta pedir lo que quieres sin ningún tipo de culpas. Por supuesto, este no es un proceso que sucede por arte de magia, sino que se manifiesta cuando realmente te comprometes contigo misma y con tu práctica, haces de cada ensayo un proceso consciente y te mantienes en la búsqueda de herramientas e inspiración para irte desarrollando cada día más.

qh3a0769

Bailarinas seguidoras/ Fotografía @DarkProduction 

Por su parte, al ejecutarse el rol de seguidora, cada bailarina se confronta consigo misma en la oportunidad de dejarse fluir al ritmo de la líder, sin intentar controlar las situaciones, fundiéndose en el momentáneo desdoblamiento de la identidad colectiva que complementa su individualidad, y que a su vez, su yo personal ayuda a gestar. Se trata entonces, de un ejercicio de aceptación y respeto.

Por tal razón, en la búsqueda del balance permanente, el sistema rotativo del liderazgo y seguimiento es capaz de conservar la armonía dialéctica entre la consciencia particular y colectiva.

qh3a1052

Cambio de líder / Fotografía @DarkProduction 

Como siempre, no olvides mantenerte muy atenta a la próxima entrega de este artículo, pues abordaremos otro aspecto muy importante, en el ATS®  y en la vida, que se conjuga con el formato de improvisación grupal: el sistema de señas y la empatía comunicacional como base del trabajo en equipo.

Y recuerda: como vivimos, bailamos…¡y viceversa!

ENJOY!

AUTORA: Rebeca Martínez

                Samsarina Rebe Rebeca

                Docente, coach ontológico, tallerista y artesana.

tribalwomantrends@gmail.com | @tribalwomantrends (Facebook e Instagram)